Arrugas y manchas

¿Que es fotoenvejecimiento?
A medida que van pasando los años en la cara humana van cambiando diversos aspectos de modo natural, en diferente medida en cada persona, dependiendo de muchos factores aunque los más remarcables son los constitucionales, de origen genético o hereditario y los cuidados que se haya tenido de las estructuras de la cara (piel, musculatura, etc.) los años anteriores. La piel es un órgano que da forma a nuestro cuerpo, lo aísla del medio ambiente protegiendo nuestro propio medio interno de agresiones externas como microorganismos (bacterias, parásitos, etc.), luz ultravioleta y traumatismos mecánicos. Con el envejecimiento hay una pérdida de calidad de la piel, agravada por el hábito de fumar, el exceso de sol (en éste caso hablaríamos de fotoenvejecimiento cutáneo ) y aparecen arrugas, manchas de color más oscuro que el resto de la piel (léntigos) o manchas rojizas de origen vascular (arañas vasculares , telangiectasias).

Además hay una redistribución y pérdida de grasa subcutánea sobre todo en la zona que rodea a la boca, en los pómulos y en la barbilla, con cambios en las estructuras musculares de la cara y el cuello, dando todo ello otra apariencia a la cara. Éstos cambios son:

  • Daño crónico producido por los rayos ultravioleta sobre la piel.
  • Pérdida de grasa en el tejido celular subcutáneo (la grasa que hay entre piel y huesos o musculatura).
  • Cambios en la propia musculatura de la expresión facial.
  • Pérdida de elasticidad en los tejidos que por efecto de la gravedad produce cambios en la forma de la cara y cuello.
  • Remodelación de una forma natural del hueso y cartílago que están por debajo de la piel.

Añadir claridad, devolverle el color, la suavidad y la textura a nuestra piel es el sueño de toda persona que pasada su tercera década comienza a ver las primeras señales de envejecimiento, más aún si ha sido, durante largos periodos de su vida, amante de exponerse al sol sin los debidos cuidados. Las manchas oscuras, pecas y pequeñas arrugas resultan ser la orden del día en rostros que son víctimas del fotoenvejecimiento, luciendo en ocasiones más maduros de lo que indica su edad cronológica. Este envejecimiento se manifiesta por medio de múltiples arrugas finas, piel opaca y áspera, poros dilatados, anormalidades pigmentarias, como pueden ser las llamadas manchas de la edad, y trastornos capilares.

Hoy en día existe un innovador tratamiento médico que en unas cuantas sesiones (6 en promedio) logra atenuar las arrugas finas y las líneas de expresión, mejora la calidad de la piel, devuelve elasticidad y reduce las manchas. Se trata del IPL, por sus siglas en inglés Intense Pulse Light (Luz Pulsada Intensa). Un tratamiento no invasivo que mejora simultáneamente una variedad de condiciones de la piel a partir de la utilización de luz pulsada intensa, la cual permite controlar la energía lumínica en un amplio espectro de emisión.
Esta tecnología, que va más allá del láser tradicional que tiene una única longitud de onda, ofrece la posibilidad de programar la intensidad de la luz ajustando el tratamiento a las características propias de cada individuo según su tipo de piel y la patología a tratar para obtener un rejuvenecimiento cutáneo
eficaz. Durante el mismo, la luz pulsada es transmitida a través de un pequeño cristal de superficie lisa que se apoya sobre la piel penetrando la epidermis con la energía suficiente para estimular los depósitos de colágeno y mejorar así su aspecto. Esta nueva técnica de fotorejuvenecimiento es una alternativa para todas aquellas personas que no quieren someterse a procedimientos quirúrgicos invasivos (cirugía plástica) pero que buscan recobrar la textura y la elasticidad de la piel del rostro de manera segura y rápida, ya que una vez realizado el tratamiento se puede regresar al trabajo sin tener que pasar por un periodo prolongado de recuperación. Aunque el IPL no es totalmente indoloro -con cada pulsación el paciente siente algo parecido a la picada de un alfiler o el golpe de una gomita- se puede regresar al trabajo el mismo día e inclusive usar maquillaje.
El IPL puede ser usado por hombres y mujeres entre los 30 y los 60 años de edad. Según sea el grado de envejecimiento cutáneo se recomiendan entre 5 y 6 sesiones (uno por mes) de unos 30 minutos cada uno.
Sin embargo, aunque el IPL es un procedimiento relativamente seguro y eficaz, no se puede usar sobre todo tipo de piel. Por ello, es imprescindible hacer una prueba pequeña sobre el área de la frente para ver cómo reacciona la piel y así determinar la
Intensidad de las pulsaciones de luz a la que el paciente va a ser sometido. Esto indicará el número de tratamientos y si es o no una persona idónea para el mismo. Además de lo arriba indicado el IPL, también mejora condiciones tales como:

  • Eritema: enrojecimiento inflamatorio de la piel.
  • Rosácea: enrojecimiento de la piel en el área de la nariz, mejillas, barbilla y frente provocada por capilares dilatados.
  • Telangiectasia: vasos sanguíneos dilatados que se hacen visibles en la superficie de la piel.
  • Hiperpigmentación: manchas causadas por un exceso de melanina.
  • Melasma: manchas oscuras que aparecen en el rostro mayormente durante el embarazo o por el consumo de pastillas anticonceptivas.
  • Fotoenvejecimiento moderado: cambios ocurridos en la textura de la piel a partir de los 30 años debido a la exposición inadecuada al sol
  • .
  • Fotoenvejecimiento severo: decoloración de la piel, vasos sanguíneos dilatados y queratosis palpable por lo general a partir de los 50 años.
El sistema de fotorejuvenecimiento de piel con el uso de la tecnología LHE es un método seguro, natural, indoloro, no invasivo, con resultados duraderos que no requiere tiempo de recuperación para aquellos que desean lucir de la mejor manera sin grandes sacrificios y sin efectos colaterales. Esta combinación de luz y calor nos permite revertir el daño solar, lesiones vasculares líneas finas, manchas oscuras y otras manifestaciones del envejecimiento de la piel.

Morbi elit ante, placerat at porttitor sed, accumsan nec neque. Pellentesque dapibus, nisi a semper fringilla, mi eros fringilla est, quis ultrices augue nisi vitae magna. Donec fermentum placerat felis, eu ultricies risus tristique ac. Donec dignissim rhoncus leo eu ullamcorper. Sed ac volutpat nunc. Vestibulum volutpat eros nec lectus blandit in laoreet eros sagittis.

Login modal box


Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse a consectetur urna. Curabitur vitae lacus quis felis.

forgot your password?