Tratamiento para el acne

¿Qué es el acné?
Sin tratarse de una patología grave, por su presentación invasiva y por sus consecuencias (quistes, abscesos, cicatrices) puede resultar molesto, incluso puede llegar a originar problemas de relación.
Es muy habitual que este problema surja durante la pubertad, sin embargo alrededor del 10 al 20% de los adultos pueden padecer algunas de sus formas, entonces es erróneo creer que solo es una patología del adolescente.
La lesión característica de esta patología en la piel es el comedon. Puede ser cerrado (punto blanco) o abierto (punto negro), que es la lesión característica inicial del acné. Los puntos negros o barritos son la manifestación externa de folículos pilosos dilatados por partículas oleosas que se oscurecen al contacto con el aire (oxidación) Los puntos blancos en cambio son folículos pilosos con el poro externo cerrado (la grasa no esta en contacto con el aire y no se oxida permaneciendo blanca). Se observan formando pequeñas elevaciones (pápulas) blanquecinas que se visualizan mejor al estirar la piel. No se puede eliminar su contenido con facilidad, y si se los deja evolucionar sin tratamiento llegar a formar nódulos y quistes que es necesario remover quirúrgicamente con las consiguientes cicatrices (marcas) en la piel.

Es importante crear una estrategia en función de las características de cada paciente y de las respuestas a la terapéutica utilizada.
Hay que tener en cuenta que el camino a seguir para curar el acné y sus secuelas puede ser largo, con tropiezos y aciertos, pero que es la continuidad del tratamiento asegura el éxito. Con esto queremos decir que, para lograr un tratamiento exitoso, hace falta, de parte del paciente: Dedicación. Información y Continuidad.
Para lograrlo hemos conformado un equipo de médicos especialistas en las distintas áreas, equipamiento de avanzada medicación de última generación, y cosmética hipoalergénica de primera marca.
El acné es una patología que tarda en responder, de una mejoría pobre en el primer mes, entre un 40% y un 60% entre el segundo y cuarto mes y a partir del sexto mes de un 80% en adelante teniendo en cuenta que la enfermedad evoluciona por brotes, con altibajos que requieren nuestro control.

Login modal box


Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse a consectetur urna. Curabitur vitae lacus quis felis.

forgot your password?